09 mayo 2007

Café filosófico: Arte y Belleza

El viernes pasado asisití a otro de los café filosóficos que la Casa de Libro permite hacer en su local. Gabriel, el moderador habitual, estaba enfermo y le sustituyó Antonio Pino.
Gabriel, de todas formas, había hablado con un amigo suyo, profesor de dibujo, para que hablara un poco sobre el arte en general y mientras le esperábamos concretamos la pregunta de la tarde en "¿Como nos influye el arte en nuestra vida?" Pregunta que al final de la reunión, pudimos responder cada uno de los asistentes en menos de tres minutos.
Me arrepiento, una vez mas, de no haber tomado notas y solo hablo de recuerdo. Hubo dos lineas de pensamiento mezclando la belleza y el arte. En un lado los que pensábamos que la belleza es algo natural y hasta innato como cuando los animales eligen a las parejas para el apareamiento: las más sanas entre las aves con vistosos plumajes, etc. y físicas como son los colores tranquilos azules o verdes al contrario de los rojos que incluso pueden dañar la vista. Puse algunos ejemplos como el sabor dulce que indica alimento y los amargos que nos pueden advertir de veneno. Mi amigo Jorge no estaba de acuerdo, estaba al otro lado; sus afirmaciones eran tajantes, sobre todo con el arte, sus palabras eran "El arte es ..." y no había términos medios; cuando íbamos de vuelta a casa se lo decía- "¿No te has fijado que la mayoría de las personas deciamos "para mi es... yo creo que..." pero en cambio tú Afirmabas con total seguridad? Para mi querido amigo Jorge la belleza es una construcción humana nosotros decidimos que es bello o no lo es, no es innato.
Hubo algunas anécdotas, como cuando el profesor de dibujo contó el caso de un cuadro que recepcionó el instituto donde trabajaba, cuando empezaron a desembalarlo, lo hicieron tan a conciencia buscando el cuadro que este desapareció desmontándolo completamente, cuando llegó el autor (él mismo) se quedó pasmado. Nota: el cuadro fué premiado en un concurso.
Recuerdo temas de conversación relacionado con la belleza, cité algo que leí (luego me enteré que no se debe citar a nadie) dije: -Una vez leí que la belleza es una de las mas grandes injusticias- porque esta desiguelmente repartida y no podemos hacer nada por ella- (o te pagas una intervención de cirujía estética). Carmen me contestó que si me refería a la belleza física, ella conocia a gente muy bella que no se sentía como tal y otras personas "amórficas" (no le gusta el término fealdad), que están muy orgullosas de su aspecto.
También se comentó el cuadro La Planchadora, de Picasso, que se expone en el museo de bellas Artes y como para algunos el arte debe de ser contemplación y no entienden, por ejemplo una obra de Kandinsky, mejor un Velázquez (decían), en cambio yo me identifico con los que buscamos en una obra de arte algo más que nos haga pensar.
Por otro lado, comentamos la intemporalidad de los sentimientos que una obra de arte nos produce según nuestro estado de ánimo o edad en que la observemos. Próxima cita 1 de Junio, 19.00 horas.

1 comentario:

José Miguel González dijo...

Es un resumen estupendo, Nono.Un saludo.

Con la tecnología de Blogger.
  • Bitácora de Nono
  • +