15 diciembre 2019

Viaje a Bilbao

Vista de Bilbao
Bilbao
Aprovechando que me quedan unos dias de vacacione por coger y también que por el norte, en Vitoria, tengo un amigo decidí irme al País Vasco a disfrutar un poco de ocio.
Y vaya que si lo he disfrutado, salvo algunas problemillas que no empañaron estas vacaciones contaré lo que he disfrutado.

El primer día no empezó muy bien, en el aeropuerto cancelaron por cuestiones técnicas el vuelo, no había aviones disponibles hasta el día siguiente, un día y medio perdido, porque no solo no llegaria de noche. Pero no estuvo mal la experiencia nos dieron un hotel de 4 estrellas con una estupenda habitación y comidas de lujo, no recuerdo tener a mi disposición tantas opciones para desayunar en mi vida. También gracias a este imprevisto hice amigos durante ese tiempo, gente, la mayoría del norte que con sus acentos y costumbres me entretuvieron.

Vuelo Cancelado Hotel Vueling
Vuelo Cancelado Hotel Vueling

Y luego el airbnb que reservé no tenía las mejores condiciones para descansar, tuve frio la primera noche hasta que descubri una manta en otro lugar de la casa, y en el cuarto de baño tenia que accionar el grifo del lavabo con un destonillador, tampoco habia calefacción y cuando volvía de la calle, las toallas y ropa seguian húmedas por la poca ventilación que había. Muy mal, hoy dejaré una dura crítica.
Grifo mal estado Airbnb
Grifo mal estado Airbnb

Ya en Bilbao hice un free tour por sus calles, el tiempo estuvo variable, a veces con paraguas otras veces despejado, pero iba preparado, en Sevilla me había ya comprado todo el equipamiento para este tiempo: una chaquetón impermeable que aguanta más de 10 grados bajo cero, camisetas térmicas y unos zapatos impermeables también. Me sorprendió que casi no había turisas por sus calles.
Free Tour Bilbao
Free Tour Bilbao
 Es interesante conocer las costumbres de otras regiones, allí había no había papás noeles, sino otro personaje de la tradición vasca con chapera y pipa, y en cuanto a alumbrado me sosprendió también la sobriedad con la que estaba adornada las calles para ser la 10 ciudad más poblada de España, creo que algún pueblo de la zona del condado tenía más luces que la avenida principal, la Gran Via de Bilbao.
Ayuntamiento de Bilbao en Navidad
Ayuntamiento de Bilbao en Navidad

Y hablando de calles, menuda ciudad, que arquitectura, tanto la moderna que jalona la ría, empezando con el Gughennein que fue el primero que se construyó, sino también por otros puentes, oficinas y rascacielos que no paraba de admirar; Pero es en la propia ciudad, en la parte nueva del centro donde se nota que Bilbao es una ciudad donde la gran burguesía tiene sus edificios de viviendas, creo que ni Barcelona ni Madrid tiene unas calles tan bonitas en diseño de pisos y apartamentos. En la oficina de turismo pedí un mapa sobre arquitectura y me dieron hasta cuatro recorridos disintos para hacer. No era extraño que me quedara parado en una esquina observando a mi al rededor cada detalle.
Edificios Residenciales en Bilbao
Edificios Residenciales en Bilbao

Bilbao tiene muchas cuestas, he subido muchos escalones y con cuidado, por el agua, también he bajado por pendientes empinadas. He visto pocas bicicletas y pocos patinetes comparado con Sevilla, tiene buen sistema de transporte y un metro muy bueno. Y lo que me ha sorprendido es que tiene ascensores públicos en las calles, sin coste, para que la gente pudiera subir o bajar fácilmente a sus barrios.
Bilbao desde el parque Zurbarán
Bilbao desde el parque Zurbarán
Y en cuanto cultura visité tres museos que me han encantado, tanto que no cocibo mi próximo viaje a una ciudad sin que haya un museo que visitar, quizas, San Petesburgo y el Hermitage como meta, eso si, sigo con mi trabajo e ingresos extras.

Museo Pueblo Vasco
Claustro Museo Pueblo Vasco
El museo vasco está lleno de las tradiciones, sobre todo la cultura de la pesca. Hay maquetas de edificios, incluso de regiones, de barcos, artes de pesca y también una parte de este museo está dedicado al pasado industrial con la que se hizo rico esta ciudad, me recordó mi trabajo hace 10 años en la fábrica, como los tiempos cambian y todo el trabajo que quedó después de la crisis en que me quedé desempleado.

Jardines museo de bellas artes de Bilbao
Jardines museo de bellas artes de Bilbao
Pero si hay un museo que me cautivó fue el de Bellas Artes de Bilbao porque esperaba obras de arte, pero no expuestas de una manera tan original; Los cuadros estaban ordenados por temas universales de la A a la Z pero no por épocas y estilos. Cada sala correspondía a una letra del abecedario. Al dia siguiente fui a comprarme el catálogo de la exposición, escrito en cuatro idiomas contextos literarios de Kirme Uribe.
Catálogo de la exposición Abecedario del museo de bellas artes de Bilbao
Catálogo de la exposición Abecedario del museo de bellas artes de Bilbao
El último día de mi visita pensé en visitar otro museo antes de coger el avión, el dia no pintaba bien, llovía mucho y hasta por la tarde no tenia el vuelo, así que decidí ir al museo naval que parecia bastante interesante, pero en el camino por la ría pasé cerca del Guggenhein, ya lo había visto por fuera hace 10 años o más, pero no entré porque la entrada era muy cara y las exposiciones temporales no me llamaban la atención, realmente lo atractivo del museo es su edificio y por fuera, por dentro no tiene interés, de todas formas decidió bajar las escaleras para ver el hall y me llevé la sopresa que esta vez sí me parecian interesante lo que exponian: Una colección de arte del siglo XX del museo Kunsthallen de Bremen; una muestra de un fotógrafo llamado Thomas Struth y esculturas de SOTO, (Jesús Rafael) Eran trece euros, pero pensar que me he gastado más dinero en otras cosas menos gratificantes, ¿Por qué no? Y también disfruté muchisimo.

Guggenhein Bilbao
Guggenhein Bilbao
La cultura que he disfrutado no hubiera sido posible si esa educación que mis profesores de instituto de bachiller me dieron durante esos años de mi juventud, en cierta forma muestro mi agradecimiento a ellos. En este museo vi muchos estudiantes que iban acompañados de sus profesores, yo no tuve la oportunidad de viajar como ellos a museos, pero sí desde el pueblo, a través de diapositivas y lecturas pude admirar obras que por entonces no soñé podré ver como lo hago ahora, sin embargo también pienso que lo mismo que las exposiciones universales actualmente no tienen sentido porque con Internet tenemos al alcance todos esos adelantos técnicos que las motivaron, quizás en el futuro y actualmente podemos visitar muchos de estos museos online. De todas formas todavía no es comparable la experiencia.

Para terminar mi viaje al norte quiero agradecer a mi amigo Carlos la excursión que hicimos en bicicleta a un embalse al norte de la ciudad, un paisaje que nunca olvidaré y puedo asegurar que es la tercera maravilla que hasta ahora he visto en mi vida; Después de ver las estrellas en el desierto de Marruecos y hacer el camino de Santiago, creo que ese paisaje reune todo lo que me gusta de esta tierra: El agua, puesta de sol, montaña, paisaje espectacular.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.
  • Bitácora de Nono
  • +