15 septiembre 2008

Reducción de Jornada

Hoy empiezo una nueva etapa laboral y vital. Empiezo la reducción de jornada, trabajaré menos horas y, por tanto, ganaré un poco menos de dinero. He recibido muchos apoyos y felicitaciones, pero también me he encontrado con extrañeza por parte de otros amigos y conocidos.
Ayer por la tarde leía un libro llamado "Ejercicios Espirituales" de Pierre Hadot, concretamente una parte que habla del epicureísmo.
El género humano, dice Lucrecio, trabaja sin sacar el menor beneficio de ello, siempre a fondo perdido, y se consume en vanas preocupaciones. Según Cicerón, los hombres son desgraciados por cula de sus inveterados deseos y su ansia de riqueza, gloria y poder "Algún día cuando sea demasiado tarde, los hombres se darán cuenta de que es inútil su ansia de dinero, de poder y de gloria (...) Su existencia no es más que una seri ininterrupida de tormentos.

Sentencia epicúrea:
"Démosle gracias a la benefectora naturaleza, que ha hecho que las cosas necesarias sean fáciles de alcanzar y que las cosas difíciles de conseguir no resulten necesarias."

2 comentarios:

Argax dijo...

No sabes lo bien que me vienen tus palabras en estos momentos.
Enhorabuena porque has sabido llevar la vida que has deseado amigo y lo que te queda por delante.

Un beso.

Anónimo dijo...

apuntado esta

Con la tecnología de Blogger.
  • Bitácora de Nono
  • +