20 agosto 2015

Viaje a París

Torre Eifel
 Hace más de tres años que no me animaba a hacer un viaje fuera de España y ya era hora que tocara París, creo que salvo Moscú que tampoco he estado, ya puedo decir que he visitado las grandes capitales europeas, el remate final será el año que viene, si mi economía lo permite cerrar con Bruselas.

¿A quien no le gusta París si la visita? Si el tiempo acompaña, con esos edificios, museos y grandes avenidas con parques muy cuidados es para disfrutar. Ya lo decía mi hermano: que me preparara para andar, y sí, había días que entraban ganas de cortarme los pies porque salía temprano y no regresaba hasta de noche, solo había que preocuparse de localizar servicios públicos y gratuitos! que pueblan las avenidas o algún supermercado cerca donde comer alguna variedad de Tabule.

Descanso a la hora del almuerzo en un parque de París
Descanso a la hora del almuerzo en un parque de París
Hay cosas que tal vez muchos de vosotros habéis hecho o pensáis hacer como subir a la torre Eifel o visitar Notre Dame, pero no hice ninguna de las dos cosas, si que estuve allí, pero me echaba para atrás las enormes colas, lo dejaré para otra visita. Si visité en profundidad otros típicos lugares turísticos sin colas ya que fui muy temprano como el Lovre y el Museo de Orsay; y a otras horas sobre el medio día pude visitar también el del escultor Rodin y el de Picasso; Me impresionó la Opera de Garnier y a donde sí subí fue al Arco del Triunfo de los campos Elíseos. En diez días que he estado he visitado más museos como el de Carnavalet, el Petit Palace... y muchos parques, grandes, pequeños, de barrios, incluso dos cementerios.

Visitantes en el museo Picasso
Visitantes en el museo Picasso
Techo del teatro de la ópera de Garnier (Marc Chagall)
Techo del teatro de la ópera de Garnier (Marc Chagall)
Turistas en el Lovre haciendo fotos a la Gioconda
Turistas en el Lovre haciendo fotos a la Gioconda
De esta experiencia me he dado cuenta de algo que perdí con el tiempo y que gracias al viaje he vuelto a recuperar y es el sentido para disfrutar el arte. Recuerdo mis primeros viajes cuando leía en profundidad los pintores, compraba los libros de obras de los museos y podía estudiar su maestría; ahora es distinto, durante el día en mi vida cotidiana solo me da tiempo para producir, estar al día, buscar trabajo, atender a clientes ... y relajarme con otros "entretenimientos" La cultura ha pasado a ser algo no necesario en mi vida

Estatua en bronce de "El Pensador" en el museo Rodin
Estatua en bronce de "El Pensador" en el museo Rodin
La gente es muy educada y habla en tono bajito, no como aquí a gritos. Tan educada que cuando hacen picnic no solo llevan el mantel sino que suelen acompañar con vinos, nada de litronas o cervezas, y hasta ponen pequeñas velas o lámaras en el paseo del río o en los jardines esperando a ver anochecer con la torre Eifel alumbrada; como prueba, los mismos repartidores de bebidas ofrecen botellas de champagne o vino para la venta, e incluso más agua que cerveza.

En cuanto a la gente también me ha sorprendido que va mas junta en grupo que en Barcelona o Berlin, es decir, vi a poca gente tomando el sol o descansando sola en un parque, todo el mundo iba en pareja o en grupos de amigos.

Tomando solo el sol en una calle
Tomando solo el sol en una calle
La gente viste como quiere, y no me refiero a ropa hispter, antigua oldfashion, rota o fuera de temporada, sino que incluso los conductores y conductoras de metro lo hacen en ropa de calle, con camiseta de listas, jersey o vestidos.

Monjes budistas comprando frutos secos
Monjes budistas comprando frutos secos
Cuando se dice que París es grande, es que no solo lo es actualmente sino que también lo fué, porque he recorrido muchos kilómetros de ciudad y he visto edificios antiguos de más de un centenar de años en lugares muy lejanos desde el km 0 que está en el río Sena a la altura de Notre Dame.

Atardecer sobre Paris. Estatuas de un puente.
Atardecer sobre Paris. Estatuas de un puente.
He pasado por barrios que podría ser calles del mismo Estambul o alguna ciudad de la India o África, y me refiero a que la gente en el 95 % era de la misma raza o lengua. Lo curioso es que esos barrios estaban separados de otras zonas a veces por simplemente por una avenida y al otro lado de la acera la gente era más europea, incluso una vez ví un barrio que su parte trasera de calles era multucultural, destartelado, con bullicio y supermercados baratos con pequeñas tiendas y locales de etnia y si andabas unos metros a la vuelta de la esquina la otra cara de la calle, por delante se podían ver cafés europeos con sus turistas con su acera más limpia, hoteles gente de raza blanca en un 90%.

Cúpula de iglesia en una calle de París
Cúpula de iglesia en una calle de París
Me ha gustado la arquitectura y no me refiero solo a los magestuosos palacios ni bloques de pisos señoriales, sino a las soluciones para integrar los edificios nuevos entre ellos, o incluso restos romanos en las propias fachadas. En los parques, por ejemplo, hasta los escalones de cemento, si había que subir o bajar alguna ladera se asimilaban a troncos para acompañar el entorno o las fuentes que parecían rocas de verdad. O los centros comerciales, algunos con auditorios incluidos cuyos pasillos estaban cubiertos con moquetas, había zonas wifi con enchufe y cómodos sillones donde pararte a descansar si lo necesitabas; el sonido ambiente era relajante y más parecía un hotel que un lugar de tiendas, había uno que incluso te permitia dejar el casco de la moto en la entrada para facilitar las compras.

París es caro, es el doble de caro, una entrada a un museo te vale más de 10 euros, y comer lo mismo aunque sea de supermercado; aquí en España una tortilla de patatas vale 1.50 allí cuesta 3 euros, y menos el agua, que vale una botella 20 céntimos, prepararme una comida aunque fuera de sandwiches y algo de postre siempre me superaba los 7 euros. Un menú normalito en un McDonalls son 8 euros. Suerte que para el alojamiento existe Airbnb donde pude encontrar un apartamenteo par mí solo por 200 euros para toda la semana.
Parque de las ciencias
Parque de las ciencias de la Villete

Centro Pompidou
Centro Pompidou
 Y en París se vive en la calle en verano, no solo a los picnis de los parques o en la ribera del rio como ya he dicho, incluso ponen arena y la gente se va con sus bañadores y sus cubitos de playa para los niños, sino que de noche hay espacios separados junto al río donde la gente baila hasta madrugada, y además especializados, si te gusta la salsa, el rock and roll, el tango o la música tradicional tocada en vivo con violines. Tuve la suerte de que mi apartamento estaba justo en el canal de San Martín y las tardes se llenaban de activides para niños y adultos, podía pasear durante horas disfrutando de todo.

Picnic en el río Sena
Picnic en el río Sena
Gente bailando en el paseo del río Sena
Gente bailando en el paseo del río Sena
Teatro mínimo en París
Teatro mínimo en París
Ha sido genial. y aqui, en este enlace tenéis mi álbum de fotos de Paris.
Si tenéis alguna pregunta que hacerme, estaré encantado de contestar y ayudaros.

Grafiti en un muro
Grafiti en un muro

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.
  • Bitácora de Nono
  • +