04 septiembre 2010

La Felicidad y la política

Ya en mi anterior entrada hablaba que estaba leyendo el libro de Punset "El viaje a la Felicidad" y como plateaba la necesidad de una educación colaborativa en vez de prepararnos para la competición cuyos resultados son peores.

Pero lo que más me ha sorprendido del libro, que ya he acabado, ha sido la relación que existe entre política y felicidad. Concretamente afirma:
Las técnicas modernas para auscultar el sentimiento de la opinión pública han permitido extraer una conclusión irrefutable: una reducción de dos tercios de los ingresos provoca un declive del índice de felicidad de tan solo dos puntos en una escala de diez a cien; pero la degradación de las libertades políticas acarrea un cataclismo en los niveles de felicidad individual idéntico al de un divorcio, el paro o el deteriodo de la salud (...) los niveles de felicidad aumentan en función del mayor grado de participación individual de los ciudadanos en las tareas políticas (...) En términos monetarios, un aumento determinado en el grado de participación equivalía, en una de las encuestas, a ganar más del triple del sueldo.


En cuanto al mensaje que trasmite es que es posible extender una conciencia global solidaria a condición de crear las condiciones que favorezcan la confianza y la sensación del juego limpio.

Copio también del libro lo que Vaclav Havel, expresidente de Checoslovaquia decía para la vocación política:
La política es una actividad humana que requiere, más que otras, sensibilidad moral; reflexionar críticamente sobre uno mismo; asumir sin subterfugios las responsabilidades que incumben a los políticos; desplegar elegancia y tacto; ponerse en el lugar de los demás; ser humilde y moderado. Ser responsable ante algo que está por encima de mi familia, de mi país, de mi empresa, de mi propio éxito
Publicar un comentario
Con la tecnología de Blogger.
  • Bitácora de Nono
  • +