21 abril 2007

Spam de calumnias

Recientemente Enrique Dans en su entrada "Los límites de la mala educación" hacía referencia a que algunos blogers estaban proponiendo un código de conducta en sus webs que serían principalmente:
  1. Asume la responsabilidad no sólo por tus propias palabras, sino también sobre los comentarios que permites en tu blog.
  2. Etiqueta tu nivel de tolerancia para comentarios abusivos.
  3. Considera eliminar los comentarios anónimos.
  4. Ignora a los trolls.
  5. Continúa la conversación fuera de Internet, habla directamente, o encuentra a un intermediario que pueda hacerlo.
  6. Si conoces a alguien que se está comportando mal, hazlo saber.
  7. No digas nada online que no podrías decir en persona.
Viene el caso a que también se esta poniendo de moda los spams caluminiosos, y me refiero a cuando recibes en tu correo mensajes de gente desconocida que se dedican a discutir temas personales o acusatorios de tus amigos o conocidos.
Hace unos días recibí copia de un mensaje que iba dirigido a uno de mis conocidos, pongo parte del mismo:
Nunca he sido grosero ni lisuriento, a menos que toquen o traten de dañar a mi familia, especialmente a MIS HIJOS. Allí si que me desconozco y saco hasta las garras por defender a mis vástagos, y creo que cualquier padre o madre lo haría...y claro como tu NO SABES LO QUE ES SER PADRE..., pues ACTÚAS IGNORANTEMENTE; hasta los perros protegen a sus hijos de los que les podrían hacer daño, y tu no estás por lo menos en ese nivel. A pesar de esta realidad, yo siempre te he respetado mucho, nunca te he faltado. Sin embargo TÚ INICIASTE CON ESTA PANTOMIMA faltándome el respeto al ofender y hacerle daño a mi hija. Yo simplemente he actuado y escrito así, reproduciendo casi las mismas palabras que TU has escrito cobardemente, metiéndote con una niña que es mi hija. En los mas de 20 años que te conozco, es la primera vez que reacciono y actúo así contigo. No sabes cómo la has dejado emocionalmente a mi hija, soy hasta capaz de denunciarte por maltrato psicológico a una niña. Pero no es el caso, yo ya veré cómo manejo esta situación para que mis hijos estén bien y no hagan caso a personas cobardes y estúpidas como tu, que se creen los intocables y dioses de la inmundicia.
¿Y por que tengo que entrar yo en esta guerra?
¿Debería de escribirle y decirle que tenga mas educación y no implique a otras personas? o simplemente ignorarle. No sé que hacer.

De todas formas es una pena ver y leer estas guerras familiares públicamente.
Con la tecnología de Blogger.
  • Bitácora de Nono
  • +